*Serán trasladados a Guaymas, Empalme, Hermosillo, Carbó y San Miguel de Horcasitas
Hermosillo, Sonora, enero 9 de 2019.- Jornaleros del Valle del Yaqui y Mayo, quienes perdieron su fuente de trabajo por los daños en más de 12 mil hectáreas de cultivo por las bajas temperaturas que se registraron a finales de diciembre de 2018 y principios de este año, serán trasladados a cinco Municipios de la entidad para que se empleen en la poda de uva, anunció el secretario del Trabajo.
Horacio Valenzuela Ibarra informó que como suele hacerlo en estos eventos críticos, la gobernadora Pavlovich instruyó inmediatamente a los titulares de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura (Sagarpha) y Secretaría del Trabajo (ST), para que implementaran acciones públicas que generaran espacios de empleo a los jornaleros que se quedaron sin sus fuentes de trabajo en ambos valles agrícolas.
“La gobernadora del estado acude de inmediato en apoyo a los jornaleros agrícolas del sur de la entidad que quedaron sin trabajo, con motivo de las heladas que cayeron en esa región y se quemaron los cultivos”, expresó Valenzuela Ibarra.
Agregó que luego de establecer reuniones con representantes de la Asociación de Organismos Agricultores del Norte de Sonora (Aoans) y Agricultores del Valle de Guaymas-Empalme, se mostraron solidarios ante esta delicada situación y recibirán en sus campos agrícolas a los jornaleros para trabajar en la poda de uva, entre otras tareas, y de esta forma aminorar el desempleo en las zonas afectadas por las heladas.

El secretario del Trabajo destacó que para efectuar las acciones de traslado y logística de los jornaleros agrícolas del sur del estado hacia a los campos de Guaymas, Empalme, la Costa de Hermosillo, Pesqueira, San Miguel de Horcasitas y Carbó, este jueves se reunirá con los alcaldes de Huatabampo, Etchojoa y Navojoa.
Indicó que la acción conjunta solidaria y socialmente responsable de autoridades estatales y empresarios del campo sonorense, están logrando que los fenómenos meteorológicos tengan efectos menores en las familias que hacen de la agricultura su principal fuente de sustento.