Cada inicio del año de manera y de manera histórica el mes de enero, es un mal mes para la industria restaurantera, se presenta un recesión en la economía porque la gente cuida su dinero, por el regreso a clases de sus hijos y por los gastos que realizaron a finales del año anterior, dijo el secretario en Sonora de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

Manuel Lira, consideró que los restauranteros están enfrentando el inicio de año con creatividad, apoyándose en promociones y difusión de juegos de fútbol americano en los locales, así como el béisbol de la Liga Mexicana del Pacífico.

“Todos los negocios se arman con todo lo que tiene que ver con los juegos de fútbol americano, que se empatan con la cuesta enero y se busca compensar con otras situaciones”, abundó.

Esperan los restauranteros, añadió, las fechas del 14 de febrero, 10 de mayo, entre otras en el año, las mejores para el giro de la comida y esparcimiento, con lo que esperan una recuperación de lo que pudo haberles afectado la cuesta de enero

Manuel Lira, expuso que la industria restaurantera aún no se ve afectada por los aumentos en los insumos, ya que no hay una certeza de cómo va estar el resto del año.

La incertidumbre se concentra a nivel nacional en cuanto a las políticas que se manejaran en materia económica y que podrían afectar la estabilidad, ante esta situación las inversiones que estaban planeadas se retrasan en miras a que las cosas mejoren, sin embargo, hay optimismo, destacó el empresario.