Las condiciones económicas de Sonora son muy diferentes a las de Matamoros, Tamaulipas o Ciudad Juárez, Chihuahua, donde la industria maquiladora corre un grave riesgo de desparecer, aseguró Horacio Valenzuela Ibarra, secretario del Trabajo.

 

Externó que la política financiera federal, afecta a esta industria y los trabajadores exigen un incremento salarial directo del 20 por ciento y un bono de más de 30 mil pesos, lo que está afectando a las empresas.

 

“Aquí ha logrado la gobernadora construir una nueva cultura laboral en base a confianza con los líderes obreros, con las organizaciones empresariales, donde hemos dejado atrás diferencia donde se entiende que a lo que Sonora le conviene es la generación de empleos, para abatir la pobreza, la desigualdad y esta política pública de la gobernadora se ha entendido muy bien por los dirigentes obreros”, dijo.

 

Agregó el secretario del Trabajo que gracias a esta situación, en la entidad se han revisado ya en más de un mes de trabajo, casi mil contratos colectivos de trabajo con incrementos de entre el 5 y el 7 por ciento en promedio, lo cual  significa  tranquilidad en  el proceso que concluye posiblemente a finales de marzo, sin que haya a la vista algún conflicto laboral que no se pueda  resolver.

 

Dijo que la industria maquiladora de Sonora emplea a más de 120 mil personas, por lo que  existe mucha confianza de que el buen  ambiente  laboral que prevalece, en este sector continúe sin contratiempos.

 

Sin embargo,  consideró que  los empresarios en esas entidades con problemas, como Tamaulipas y Chihuahua, no  necesariamente buscarán emigrar a otras regiones como Sonora donde no hay problemas pese al incremento salarial al doble en la zona fronteriza.