Su exposición al cine empezó a muy corta edad, sus tardes las dedicaba a musicalizar con una grabadora de casete todas aquellas historias que en su mente creaba y plasmaba con sus juguetes.

Desde guerras en Vietnam, drama y narraciones policiacas se desarrollaban en la habitación de Alejandro Sugich, hoy un productor, director y escritor de cine que nació en Ciudad Obregón.

Su papá fue cómplice en esta aventura, constantemente lo llevaba al cine y veían juntos los programas en inglés de la televisión.

Él creció y aunque en principio optó por la Economía, decidió luchar por sus sueños. Primero creo una empresa productora en Hermosillo y posteriormente se fue a estudiar cine a Los Ángeles, California.

Gracias a su dedicación, tiene bajo su mano dos filmes: “Casi 30” y “Prometo no enamorarme”, este último fue nominado para los Premios CANACINE 2018.

Por otra parte, junto a otros cineastas formó “Horizontes”, un taller y encuentro cinematográfico cuya segunda edición se realizó en Hermosillo, a lo que dijo notó un gran cambio en este ámbito en el estado.

“Si veo una diferencia de cuando yo me fui, mucha más gente, empresas que están apostándole, algunos cineastas de Hermosillo, Sonora, (Ciudad) Obregón, un movimiento más ágil, totalmente, yo creo que ha venido muy bien todas las producciones que se han hecho en Sonora, porque eso capacita a los chicos”, expuso.

Conoció historias muy creativas, y continuarán con este taller durante el 2019, en esta oportunidad en Durango.