Con más de 101 mil consultas realizadas en un año, la Unidad Médica de Alta Especialidad
(UMAE), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, se posiciona en el
noroeste del país como uno de los complejos hospitalarios más importantes al brindar
servicios especializados tanto en consultas como en cirugías de alto riesgo.
El director general de UMAE, Marco Antonio Hernández Carrillo, destacó que las
principales atenciones se desprenden de enfermedades crónico-degenerativas como la
diabetes y la hipertensión arterial, ya que la enfermedad renal crónica y el glaucoma
ocupan los primeros lugares en tratamiento.
“Las cirugías que realizamos el año pasado fueron más de siete mil 400, todas con un
grado de complejidad considerable y de los motivos de consulta tuvimos con un mayor
número por necesidad de atención la enfermedad renal crónica con mil 378, por
glaucoma registramos mil 328 y de cataratas una cantidad muy tanto similar”, subrayó.
Hernández Carrillo precisó que la causa número uno de visita al médico en ese Hospital de
Especialidades (No. 2) fue para el tratamiento la Gonartritis, la cual es una enfermedad
articular crónica, degenerativa, progresiva, que tiende a desarrollarse en las rodillas,
realizando cerca de mil 500 consultas por este motivo.
“Esta enfermedad se produce por el desgaste generado en la articulación de la rodilla y
que es normal hasta cierto punto, debido a que va de acuerdo al envejecimiento de la
persona y por la degeneración de los meniscos, ya sea por la edad o por el sobreuso”,
puntualizó el director general de UMAE.