El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, destaca que el buscar bajar de
peso de manera inmediata con medicamentos o suplementos especiales puede provocar
daños en la salud de las personas que evitan realizar ejercicio o llevar una dieta
balanceada.
El Licenciado en Nutrición y Dietética del Hospital General de Zona (HGZ) No. 14 en
Hermosillo, Rubén Escalante Almada, mencionó que ahora los pacientes van al médico a
buscar pastillas que al siguiente día los sane o los adelgace.
“Existen pastillas que alteran nuestro sistema nervioso, las pastillas anorexigénicas, que
quitan el hambre, pero a cuesta de un aumento en la presión o cambios en el cuerpo y que
a la larga pueden generar hasta un estado de coma”, aseguró.
La recomendación para no caer en esos problemas detalló, es indagar con expertos el
contenido de esos productos, saber si ese suplemento alimenticio está avalado por
organismos nacionales e internacionales y qué tipo de efectos secundarios tiene.
“En Sonora tenemos un grande problema con la moringa y el consumo de suplementos o
extractos de moringa, la licuan, la toman en té o la incluyen en muchas recetas, pero de ella
se han hecho estudios de la Universidad de Sonora donde se sabe que es nefrotóxica, es
decir, causa daños al riñón y puede llegar a afectar su funcionalidad”, comentó.
Precisó que llevar una dieta puede parecer muy cara, pero aseveró que consumir un hot-
dog a un costo bajo y no un alimento más balanceado lleva a una afectación a su salud en el
largo plazo, que se puede evitar cuidando lo que comen con dietas variadas, además de
iniciar actividades físicas.

En ocasiones, dijo, se busca a especialistas que ofrecen resultados rápidos, algo que a la
larga empeora la situación de los interesados, ya que no se educa a la población a ser sanos,
acción que mejorará cada persona y evita enfermedades, además que acaban con
tradiciones de malos hábitos alimenticios.