El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora exhorta a la derechohabiencia a
atender sus necesidades médicas con profesionales de la salud dentro del propio Instituto,
con el objetivo de evitar complicaciones o riesgos mayores, ejemplo de ello es la visita
regular al Nutriólogo.
La nutrióloga dietista del Hospital General de Zona No. 14 (HGZ) en Hermosillo, Lillian
María Bernal Patiño, reconoció que, con motivo del inicio de un nuevo año, uno de los
principales propósitos que se fijan las personas es bajar de peso, pero lo llegan a hacer de
manera equivocada ya que la mejor forma es tomar la decisión de cambiar de hábitos
alimenticios.
“Es una fecha en la que se utilizan bastante por el remordimiento, ya que en las fiestas
decembrinas la mayoría de los alimentos que consumieron son hipercalóricos, en general
hay un aumento de peso en la población y se tienden a apoyar en este tipo de dietas
milagro”, declaró.
La Especialista del IMSS explicó que hay una infinidad de dietas, algunas que duran cinco
días, de 10, hasta de un mes y su mayor repercusión es una deshidratación en el cuerpo, así
como una descompensación en el metabolismo a corto plazo.
Una dieta balanceada, permite que se incremente el consumo de fibra, que aumente el
consumo de bebidas y comidas saludables, por lo tanto, poco a poco se acostumbra el
estómago a comer pequeñas porciones con alimentos que los van a nutrir y que causaran
una descompensación.