Luego de perder cuanto poseían como consecuencia de un incendio, una madre de familia, su esposo e hijos tienen esperanza de recuperar la normalidad en sus vidas

No. 347

Hermosillo, Sonora, 03 de febrero de 2019.- Instalada en uno de los puntos de acopio del Sábado del Tilichero, la señora Consuelo Elvia Franco Pasos tuvo un momento de alegría, que contrasta con la realidad de perder recientemente todo cuanto poseía al quemarse la humilde vivienda de cartón y madera  que habitaba en la colonia Café Combate.

Fue la más pequeña de sus cuatro hijos quien le alegró la mañana, mientras esperaban objetos útiles para reponer lo que las llamas consumieron en un incendio del que todos los miembros de la familia salieron ilesos.

La pequeña Maily de 5 años no escatimó expresiones de alegría cuando empezaron a llegar de entre la basura varias muñecas, y su entusiasmo subió de tono cuando un donante anónimo le entregó un paquete nuevo con una corona, un cetro y joyas, de reluciente plástico plateado, cosas que toda pequeña princesa quisiera tener.

Para su hermanito de 3 años llegó también un carrito nuevo.

Su mamá por su parte, ya tenía apartados algunos trastes, una cama con colchón, una mesita de madera sólida y otros artículos que alentaron su esperanza de volver a tener una casa, ropa para vestir, dónde y en qué cocinar y cobijas con las cuales sortear el frío en las noches.

Su optimismo prevalece, relató Consuelo, a pesar de que la posibilidad de su esposo de continuar trabajando como albañil está en riesgo por una lesión en la columna.

Como discreto testigo de su testimonio, en uno de los 12 puntos del Sábado del Tilichero, Carlos León Chan, Subdirector de Sanidad y Limpia de Servicios Públicos Municipales, explicó que por instrucción de la alcaldesa Celida López Cárdenas, cada familia beneficiada con este programa cuenta con apoyo de traslado, para ellos y las cosas elegidas.