Con el nuevo gobierno federal, en Sonora no habrá cambios de ningún tipo para los trabajadores federalizados de la salud, aseguró el dirigente  gremial, Mario Villalobos García.

 

Explicó que esta situación refiere a los trabajadores de base, ya que no habrá despidos y por el contrario, aseguró, existe el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador, de regularizar 80 mil plazas en el país.

 

Indicó que de esa cifra, a Sonora le corresponden solo tres mil 100, para igual número de  trabajadores que buscan tener una base.

 

Agregó Villalobos García,  que  con esa cifra, si se otorgan esas bases sindicales, el número crecerá  a seis mil, para centralizar la nómina y evitar con ello, atrasos en pagos salariales.

 

Comentó que en el ámbito federal, se contrata personal médico para atender diversos programas, como vacunación o detección oportuna de enfermedades, pero al concluir el esquema, a ese personal se le rescinde el contrato y se le contrata de nuevo al cambio de ese  periodo, lo que no significa que haya recorte de personal.