El presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles, AMDA, Roberto Gómez del Campo Laborín, señaló que aún no hay nada claro sobre una probable regularización vehicular en Sonora, pese a que existen iniciativas en el Congreso de la Unión que van en ese sentido.

Gómez del Campo Laborín, señaló que el programa actual, para la importación de unidades automotoras, termina el 31 de marzo y es cuando podría darse alguna decisión en ese sentido del gobierno federal, que es la autoridad a quien compete esta situación, “el programa termina el 31 de marzo y ya anunció el Presidente de la República que van a analizar el proyecto ese”, indicó.

Agregó Roberto Gómez del Campo, que se desconoce en qué sentido podría darse la resolución del gobierno federal, por lo que hay que esperar los tiempos necesarios.

El dirigente de la organización empresarial consideró que una probable regularización a los miles de vehículos que están ya en territorio nacional, como en Sonora, seria de afectación a la industria automotriz mexicana, donde se cuenta con miles de empleos directos, por lo que pugnó por una solución diferente.