El Fondo Minero es un buen apoyo para las comunidades donde se encuentran las empresas mineras, por lo tanto, debería administrarse e implementarse de manera correcta y no debe desaparecer, sino por lo contrario trae beneficios para la industria de la construcción, opino la presidenta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Sonora.

Ana Karina Maldonado, consideró que la infraestructura detona muchas ramas de la economía en el estado y el impacto en todos los sentidos, en especial por la generación de empleos tiene un gran impacto en las comunidades.

“Que no se quite el Fondo Minero para que se siga beneficiando el sector de la construcción y todo el sector que lo rodea, municipios y donde se implementan”, expuso.

Un 30 por ciento de los constructores agremiados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Sonora son beneficiados por el Fondo Minero, previa licitación por los distintos ayuntamientos en le entidad, donde están establecidas las mineras.

La presidenta de la CMIC Sonora, estimó que el 60 por ciento de sus agremiados realizan obra privada y el 40 por ciento obra pública, por lo que es un sector esencial en el desarrollo de los estados y del país.

Se debe de generar una estrategia para que los municipios tengan recursos para aplicarlos en obras de infraestructura o en obras que generen crecimiento económico.