En los últimos cinco años, la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Instituto
Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora ha realizado cerca de 500 trasplantes de
riñón, mientras que de córnea se han hecho 597, regresando con ello a igual número de
personas la vista y la posibilidad de tener una mejor calidad de vida.

El jefe de División de Trasplantes en Ciudad Obregón, Juan Manuel Arias Constantino, dio
a conocer que la lista de espera para sustitución de riñón es de 294 pacientes y 31 de
corneas, y que continúan realizando la promoción y procuración de órganos y tejidos,
afirmando son esos los más afectados por enfermedades crónico-degenerativas.

“En el Seguro Social la donación y procuración de órganos y tejidos es un programa
prioritario ya que es impulsado a nivel nacional por nuestro presidente, Andrés Manuel
López Obrador, y por nuestro director general, Germán Martínez Cázares, quienes están
interesados en la tranquilidad y la salud de quien se encuentra en esta condición”, precisó.

En relación a la procuración de órganos y tejidos, dijo, cuando una persona es declarada
con muerte cerebral se pueden llegar a obtener miembros como corazón, páncreas,
corneas, entre otros, mismos que, en su momento, se han logrado enviar a diferentes
partes de la República, dando vida a decenas de personas.

“Es muy importante tomar conciencia que los pacientes que hoy requieren un órgano o
tejido, también estuvieron sanos, entonces, en un futuro también nosotros podríamos
estar necesitando un trasplante y por lo tanto de un donador, por eso es importante
informar a nuestros familiares de nuestra decisión de ser donadores”, puntualizó.

Mencionó que los órganos pueden provenir de donadores vivos y es común que en este
caso haya una relación directa con el paciente, pudiendo ser su padre, hermano, novio o esposo, solo por mencionar alguno, mientras que los donadores cadavéricos provienen de
quien desafortunadamente perdió la vida por causas específicas ya mencionadas
anteriormente.