El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora destaca la importancia de tener
mayores cuidados con el corazón, ya que es un órgano que tiende a enfermarse y no
ofrece muchas señales de problemas, hasta que ya está dañado y se manifiesta con un
infarto.

El cardiólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 14 en Hermosillo, Javier Domínguez
Castillo informó que la alimentación tradicional en la entidad, además de mostrar
resistencia ante pequeñas muestras de dolor, son los principales factores que lo llevan al
límite del esfuerzo.

“Los principales síntomas son, dolor en el pecho, aplastante u opresivo, que se acompañe de
sudoración, se vaya al lado izquierdo, que la persona se ponga pálida, que den náuseas y
que aparezcan cuando hay esfuerzo y se quiten cuando hay reposo, esas son las principales
características”, dijo y agregó que el mostrar fatiga se suma a otro de los focos de atención.

Explicó que un infarto sucede ante la falta de balance entre el oxígeno que necesita el
corazón y el aporte de oxigeno que le puede dar el cuerpo, la mayoría de los casos es
causado por un tapón, coágulo en una de las arterias principales del corazón.

El especialista dijo que lo más común es la formación de placas de grasa, que con el tiempo
se fractura y lleva a la formación del coágulo, plaquetas, glóbulos rojos que obstruyen la
circulación de la sangre, hasta que deja de pasar el vital líquido y conlleva al infarto.

“La mayoría de los pacientes tienen años con algún problema, no en todos los casos, hay
factores de riesgo cardiovasculares que son los más importantes de cuidar, los principales
son la hipertensión, diabetes, tabaquismo y los problemas del colesterol, además la edad, el
sedentarismo, obesidad y el género, ser hombres nos hace más propensos”, detalló.

Domínguez Castillo admitió que una de las explicaciones a que un adulto supere un infarto,
se debe a que el corazón ya ha compensado fallas previas y genera arterias pequeñas
nuevas que remedian la falta de circulación en otros lugares y una persona joven no tiene
esas compensaciones.

El cardiólogo invitó a las personas a cuidarse y asistir a los Hospitales o Unidades de Medicina
Familiar del IMSS e inscribirse en los programas PrevenIMSS, DiabetIMSS, además de unirse a las
campañas a favor de las personas que tienen un cierto factor de riesgo, apegándose a las
recomendaciones de los médicos.

“Es recomendable que las personas se revisen por tener el riesgo de que algo se esté
desarrollando ahí, a lo mejor no un infarto, a lo mejor otro problema relacionado al corazón,
arritmias, que también son hereditarias o genéticas, problemas detectados en un
electrocardiograma”, comentó.