La Unesco determinó que el día 21 de febrero sea destinado a celebrar las lenguas maternas, de comunidades indígenas por lo que la Comisión Estatal para el Desarrollo de Comunidades y Pueblos Indígenas, Cedis, organizó una ceremonia especial en el Júpare, Huatabampo, donde habita población Mayo.

El titular de Cedis, Antonio Cruz Casas, señaló que la situación en las ocho comunidades indígenas que habitan Sonora, con la perdida de la lengua materna, sigue siendo un serio problema.

“Por supuesto si hacemos el análisis a nivel mundial, ya un 43 por ciento de las etnias está en peligro de extinción, en México no estamos exentos de que las lenguas se estén perdiendo, en Sonora ocurre el mismo fenómeno de la pérdida paulatina de las lenguas maternas”, indicó.

Explicó que el principal problema, en este sentido, es en la región del Mayo, ya que solo se registra el 32 por ciento de la población, que habla su lengua materna, mientras que en el Yaqui, el porcentaje es del 40 por ciento.

El más grave problema, dijo, es con los Tohono o’odham o Pápagos, donde solo 20 personas hablan esa lengua, mientas que la Kikapú prácticamente se ha perdido, aunque en el estado de Coahuila, aún hay personas originarias que mantienen ese idioma.

Antonio Cruz, externó que según datos a nivel internacional, que la misma Unesco aplica, cada dos semanas se pierde en el mundo una lengua materna, lo que en Sonora se está tratando de evitar, sobre todo con los Mayos, Guarijíos, Conca’ac, con el llamado programa “Nido de lenguas”, que involucra a los niños y jóvenes en las mismas escuelas.