El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora informa, en el marco del Día
Internacional del Cáncer Infantil, que una buena nutrición es fundamental para un niño
que se encuentra bajo tratamiento del cáncer.

La maestra en Nutrición Clínica del Hospital de Ginecopediatría (HGP) en Hermosillo,
Mariana Lizeth Valenzuela Villicaña, explicó que los niños con algún tipo de cáncer a
menudo tienen una mayor necesidad de ingerir calorías y proteínas, ya que son necesarias
para el crecimiento y para ayudar al organismo en el proceso de sanación.

“Durante el tratamiento es posible que el niño llegue a perder hasta cinco kilos al mes y es
por ello que las recomendaciones se centran en ayudarle a comer alimentos ricos en
calorías y proteínas, una cantidad suficiente de calorías contribuye al crecimiento y la
curación del cuerpo”, informó.

En su estancia hospitalaria, las familias pueden contar en todo momento con los
profesionales sanitarios que atienden al niño y especialistas en Nutrición. Sin embargo, en
los periodos de alta hospitalaria, cuando las familias están en casa, se encuentran con
situaciones que no saben cómo afrontar y que les generan preocupación.

“Creemos que contar con orientaciones generales para abordar los problemas
alimentarios en el niño puede contribuir a disminuir la preocupación de los padres,
aportándoles seguridad y tranquilidad, al tiempo que mejoran la alimentación de los
niños”, comentó Valenzuela Villicaña.

La especialista del IMSS dijo que para más información, las personas pueden acudir al
Hospital de Ginecopediatría, ya que cuentan con un equipo multidisciplinario donde
pueden obtener ayuda respecto a los cuidados que deben tener y que serán expertos en
el tema quienes aclaren cada una de sus dudas o inquietudes.