El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora dio a conocer que si un niño
mayor a dos años no habla claro, solo pronuncia palabras cortas o balbucea, podría indicar
problemas del oído, ya que no hay niños “flojos” para hablar, sino que tienen un problema
que médicamente hay que tratar.

La encargada del servicio de Otorrinolaringología en la Unidad Médica de Alta
Especialidad (UMAE), Nohemí Sainz Fuentes, explicó que esto puede tener su origen en
enfermedades como la otitis media serosa o adhesiva, por problemas de adenoides o con
las amígdalas.

“No es normal si después de los dos años solo dice ‘ma’, ‘pa’ o balbucea cosas y no te dice
una palabra completa, eso no está bien, aun cuando es común que la gente diga que es
flojito para hablar, igual que su papá, como su hermano;, sucede que hay un problema
que tiene que ser atendido”, enfatizó.

La especialista manifestó que es común, en esos casos, que la causa al aparato auditivo
tenga su raíz en las adenoides o las amígdalas, pudiendo causar hasta sordera, lo cual
debe ser tratado ya que si el niño no escucha no habla, porque el ser humano aprende por
repetición.

Sainz Fuentes señaló que se debe atender de manera inmediata para evitar mayores
complicaciones y que es responsabilidad de los padres de familia identificar si el menor
tiene un retraso en el tiempo para que comience a hablar.

“Como papá o mamá del menor es lo primero que tenemos que considerar, si no mejora
su lenguaje deben acudir con el médico y estudiar la posibilidad de algún problema,
permitiendo el desarrollo completo del niño o niña”, puntualizó.