Hermosillo, Sonora, febrero 23 de 2019.- Cuidar de quienes nos cuidaron de pequeños es uno de las acciones más nobles que una persona puede hacer, expresó Guadalupe Olvera Tapia, directora general del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Sonora (Icatson) a las graduantes que concluyeron sus estudios en el Curso de Atención Integral a Personas Adultos Mayores.

Acompañada de Laura Liz Bojorquez Egurrola, directora del plantel Icatson Hermosillo, Olvera Tapia destacó que cada una de las 15 graduantes está certificada y capacitada para atender a los adultos mayores que requieren de cuidados.

“La verdad que es un placer ver caras tan felices, tan contentas, tan satisfechas de lo que han logrado, felicidades a toda la familia también que los apoyó para venir día con día, todos los sábados cinco horas y poder dedicar eso a su persona, a sus estudios y a su superación”, expresó.

La funcionaria estatal subrayó que Sonora es el único estado en el país en el que se imparte la especialidad de Ciencias de la Salud en los Centros de Capacitación para el Trabajo, un curso muy sensible, añadió, ya que cuidar de los adultos mayores requiere de corazón y paciencia.

“La verdad es que es una dicha poder cuidar a quienes nos cuidaron de chiquitos, yo creo que para esta especialidad se necesita tener mucho corazón, mucha paciencia, yo las admiro por eso, por cuidar a las personas que nos necesitan; ustedes saben qué hacer en casos de emergencia, ustedes están preparadas, están certificadas y tienen ese papelito que les costó mucho trabajo y que avala sus conocimientos”, aseguró

Aeme Anaya Landaverde, instructora de la especialidad de Cuidados de la Salud, quien también es médico en atención al adulto mayor en el Isssteson, enfatizó que gracias a esta especialidad, en sus consultas podrá recomendar a personas capacitadas en el cuidado de adultos mayores que cuentan con los conocimientos para que tengan la mejor atención.

“Espero que yo haya podido transmitir ese gran amor que yo siento hacia los adultos mayores, es mi pan de todos los días, yo todos los días lo veo, y veo en mi consulta diaria cuando los familiares me dicen: doctora, ¿No sabe de alguien que me ayude al cuidado de mi adulto?, gracias a estos cursos que espero que se sigan impartiendo de manera continua, yo voy a poder dar una solución a esos familiares que se acercan conmigo”, afirmó.