Conmemoran el Día Mundial de las Enfermedades Raras, con el propósito de crear conciencia, difundir y promover la atención a los que las padecen, así como a sus familiares, informó la genetista Carolina Galaz Montoya.

La especialista en enfermedades raras dijo que las personas con este tipo de cuadros, tienen una tasa de mortalidad alta, pero esto depende de cada una de estas.

Aclaró que se le conoce así porque se presentan en uno de cada dos mil individuos y nadie está exento de una enfermedad rara.

Mencionó que en Sonora se estima que 230 mil sonorenses tienen una enfermedad rara, basados en datos mundiales, por no existir un registro en el estado ni en el país.

La creencia que el matrimonio entre consanguíneos favorece una enfermedad rara es porque aumenta el riesgo 15 por ciento, de tener un hijo con ciertas características, mientras que en personas con distinto tipo de sangre es del tres por ciento; el 80 por ciento de las enfermedades raras tiene un origen genético.

Mientras que el 35 por ciento de las muertes infantiles antes de los cinco años son secundaria a enfermedades raras.

El procurador Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sonora, Wenceslao Cota Amador, en representación de la gobernadora Claudia Pavlovich, hizo un reconocimiento a las genetistas de la región, ya que es una actividad por demás bondadosa.

“No solo atienden el estado de salud y los diagnósticos tempranos de estas personas sino que buscan la dignidad del ser humano, y ese es el sentido que nuestra señora gobernadora Claudia Pavlovich le ha mostrado a la ciudadanía a través de los programas”, refirió.

El procurador pidió que este día conmemorativo no sea una sola vez al año, sino que sea constante para dar a conocer a los sonorenses, papás, médicos y autoridades, como mejorar en un futuro los diagnósticos tempranos y certeros.