Durante el segundo Parlamento Abierto convocado por la Comisión de Igualdad de Género, con el tema la Violencia Política de Género, se abordó la importancia de reconocer a través de diversas experiencias y voces, los casos de violencia política ejercida contra las mujeres, así como de mecanismos de prevención que aporten en su tipificación y reconocimiento.

En el marco de la construcción de una iniciativa de ley sobre la prevención de violencia de género, el foro pretende también recolectar y sistematizar la información vertida en materia de violencia política contra las mujeres, desde la perspectiva de las autoridades electorales, organismos autónomos, asociaciones civiles y académicas, a fin de contribuir en la realización de dicha ruta legislativa.

En ese tenor, la titular de la comisión, la diputada Wendy Briceño, comentó que desde una visión de derechos, todas las voces y todas las personas forman parte de la solución si se aborda el tema desde la premisa de una política cero hacia prácticas y actos discriminatorios en razón de género.

Empecemos por atender “la necesidad de acciones de prevención donde las mujeres nos conozcamos y reconozcamos como sujetas de derechos para poder defenderlos”, mencionó.

Asimismo, resaltó la necesidad de construir y fortalecer los protocolos institucionales de la administración pública, para que se brinde una ruta en donde las personas que han padecido algún tipo de violencia puedan recurrir, así como para sancionar a los agresores y garantizar la reparación del daño a las víctimas.

La diputada por el Grupo Parlamentario de Morena refirió también, que con ello se pretende que los institutos electorales cambien las sanciones para obligar a los partidos políticos a tipificar la violencia en su normatividad interna y detener las conductas que aún se practican en materia de violencia política de género.

Al respecto, consejeras y expertas coincidieron en la importancia de establecer mecanismos como lo es un catálogo en donde se puedan tipificar los casos de violencia política de género y las sanciones a las que se sujetarían conforme a la ley.

De igual forma se cuestionó la forma en cómo se ejerce el poder y la enseñanza del mismo y cómo ese hecho afecta a las mujeres en el ámbito de la igualdad política, por lo que tiene que haber un castigo administrativo, político, partidista y electoral para los partidos que violenten los derechos humanos de la mujeres en dicho labor.

También las consejeras argumentaron que no debiera atentarse contra el principio de paridad de género para incluir a grupos minoritarios, por lo que se deben crear políticas públicas sobre la prevención de la violencia política contra las mujeres con razón de género, lo que conlleva construir conciencia de género.

En su intervención, la diputada Guadalupe Almaguer aseveró que la tarea que tiene la Comisión de Igualdad no es asunto sencillo, “pero ha sido un privilegio la defensa de los derechos de las mujeres y lo hemos demostrado desde un inicio”.

La también Secretaria de la Comisión de Igualdad de Género, mencionó que el compromiso que tiene la comisión es realizar una ley en materia de violencia de género con el acompañamiento de todas las experiencias de los expertos, así como de las instituciones, comunidades y sociedad civil.

En el foro estuvieron presentes los diputados de Morena, Sergio Mayer Bretón, Rocío Villarauz Martínez, Katia Castillo Lozano, Francisco Guzmán de la Torre, así como Dania Paola Ravel Cuevas, consejera del INE, Belén Sanz Luque, de ONU Mujeres, y representantes de organizaciones de la sociedad civil.