Para la autoridad tradicional Yaqui, las personas que se mantienen sobre la carretera federal 15, tramo Guaymas-Ciudad Obregón, no tienen el aval o autorización para cobrar peaje a los automovilistas que cruzan, pese a que algunos de ellos, si son de origen de la etnia.

El vocero Tomas Rojo Valencia explicó que esas personas actúan de manera personal y por decisión propia, afectando de cierta manera, la imagen de la tribu, “no son reconocidos y no tienen la autorización tradicional de las autoridades para realizar ese tipo de actos, que dañan la imagen de la tribu y causan molestias a los viajeros y la simpatía que pueda tener la tribu, allí se pierde o desgasta”, indicó.

Dice Tomas Rojo que no descarta que esa actuación responda a un trasfondo político, ya que, en su opinión, casi todos los actos de manifestación responden a esa característica o interés, desconociendo el gobierno tradicional, afirmó, con qué intención se hace.

Indicó el vocero étnico que las personas que auspiciaron o motivaron esta actividad, que tiene ya bastante tiempo, es gente ajena a la etnia y que al final no lograrán los deseos de que la caseta de peaje, que se ubica sobre territorio Yaqui, pase a ser administrada por ellos para beneficios económicos de los pobladores.