El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, a través de la Unidad Médica de
Alta Especialidad (UMAE), cuenta con una lista de 294 pacientes que se encuentran a la
espera de un trasplante de riñón para poder recuperar su salud.
Por ello, en marco del Día Mundial del Riñón, el coordinador hospitalario de donación de
órganos y tejidos de la UMAE, Armando Gurrola Castillo, destacó a la población la
importancia de ser donante de órganos y en especial, hacerlo de su conocimiento a la
familia con la finalidad que hagan respectar su voluntad.
Si tienes la convicción de ser donante, expresó, por ley en nuestro país es la familia quien
decide donar o no sus órganos, por eso es fundamental que dialoguen acerca de lo que
habrá de suceder cuando el momento de morir llegue y si se conoce la voluntad de la
persona, se podrá tomar una mejor decisión.
“El riñón es un órgano vital en nuestro cuerpo que tiene funciones incluso de regular la
cantidad de hemoglobina que hay en el organismo, no solo para filtrar la orina o controlar
la presión arterial, además de una infinidad de funciones”, subrayó el especialista.
Con los cuidados adecuados una persona puede hacer su vida normal con un solo riñón,
ya que el 99 por ciento de los pacientes que reciben un trasplante, su organismo acepta el
órgano, mejorando su bienestar y calidad de vida.
El donante cadavérico, explicó, es aquel que pierde la vida dentro del hospital, en
condiciones controladas, en un estado de muerte cerebral, de donde se obtienen tanto
órganos como tejidos. En caso que el donante sea una persona con vida, un familiar por lo
regular, debe cumplir con las características de compatibilidad con el paciente.
“Hay un protocolo de estudio que realiza el personal del IMSS, que tiene una muy amplia
experiencia, somete cada caso a un comité de expertos multidisciplinarios en la materia
que se concentran en la seguridad del paciente”, resaltó el especialista.