En Sonora continúan funcionando los cinco refugios especiales para mujeres que han sufrido violencia de género o intrafamiliar, donde se puede ofrecer atención a más de 30 personas al mismo tiempo.

La directora general del Instituto Sonorense de las Mujeres, Blanca luz Saldaña López, señaló que el centro que opera en San Luis Río Colorado, tiene capacidad para recibir a siete mujeres, en Nogales para cinco, en Hermosillo donde funciona la Hacienda La Esperanza, se atiende hasta 11 mujeres a la vez.

Además en el Instituto Municipal de Mujeres, en Cajeme se atienden cinco personas y el refugio temporal del Centro de Justicia para las Mujeres, en esa misma población, que también tiene capacidad de atención en ese tipo de hechos.

“En total tienen una capacidad instalada de recibir hasta 30 mujeres, que puedan estar con ellos de 12 horas hasta tres meses, dentro de ese resguardo”, apuntó.

Explico Blanca Saldaña que en esos lugares especiales, se trabaja primero en la autoestima, estabilidad emocional y física, con esas mujeres que han sufrido de violencia, ya sea de su pareja sentimental, hermanos, parientes cercanos y otros, con la intención de recuperar primero su salud.

Son mujeres, dijo, que llegan lastimadas en muchos sentidos y el personal capacitado de esos centros o refugios temporales está capacitado para ofrecerles inducción de empoderamiento, además de diversos cursos y talleres para ayudar esa estabilización emocional.

Señaló que se cuenta también con bolsas de trabajo, se les atiende con servicio médico para cualquier otro padecimiento, alimento y se les ofrece la vestimenta necesaria para ella y sus hijos si los tienen, y llegan con ellos.

La titular del Instituto Sonorense de las Mujeres pidió a la sociedad para que apoyen esos centros a través de donaciones, en especie o económica, lo cual se puede recibir y canalizar en el instituto estatal que preside.