El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, a través del área de Nutrición y
Dietética, señala que el apoyo familiar es un factor determinante para que pacientes con
diabetes, hipertensión o alguna otra de ese tipo de enfermedades, cumpla con su
tratamiento o con el régimen alimenticio determinado por los especialistas.
El coordinador de Nutrición delegacional, Víctor Panduro Tucarit, enfatizó en que el éxito
del tratamiento se logra, en gran medida, por el apoyo que brinda la familia y el ambiente
en el que desarrolla sus actividades, lo cual repercute en su estado de ánimo y en el interés
de continuar cuidando su salud.
“Creemos que solo es responsabilidad del paciente, pero la responsabilidad es compartida
entre el profesional de nutrición, el paciente y el ambiente en el que se desenvuelve,
porque influye la familia, los amigos y de ello depende, en muchos de los casos, que el
enfermo se adhiera al tratamiento ya sea médico o de nutrición”, manifestó.
Panduro Tucarit explicó que hay quienes en su desesperación de saberse enfermo, sobre
todo en los casos de diabetes, toman la mala decisión de omitir la recomendación del
médico, lo cual impacta directamente en su salud.
“Hay quienes dicen ya me voy a morir y prefiero comer, pero lo que no saben es que el
camino para llegar a la muerte es un descontrol constante, porque traerá una serie de
complicaciones que pueden evitarse siguiendo las recomendaciones del médico y el
nutricionista”, puntualizó.
Una persona con niveles elevados de glucosa en la sangre, con el tiempo, puede presentar
problemas de la vista, pie diabético, problemas renales y en casos avanzados
amputaciones, por lo que es importante mantenerse en vigilancia con su médico familiar
y en los grupos de apoyo como DiabetIMSS, finalizó.