Aunque están conscientes de que los empleados y académicos de la Universidad de Sonora (Unison) están en todo su derecho de exigir mejores condiciones salariales, en opinión de Cecilio Luna Salazar, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia (Aepaf), se debe privilegiar las decisiones que beneficien a los alumnos.

“Pues, en el caso muy concreto de la Universidad de Sonora, pues, como padre de familia, nosotros esperamos que se tomen las mejores decisiones, entendemos pues, que como todo trabajador ellos tienen sentidas demandas y existen las vías y los cauces para que se lleven a cabo”, consideró.

Luna Salazar señaló que hacen un llamado a la cordura, sensatez, a que privilegien la educación de los jóvenes sonorenses y aunque es un derecho con el que cuentan todos los trabajadores de tener mejores condiciones salariales, esto no debe ser en detrimento de la formación de los alumnos.

Expuso la importancia de que los docentes y trabajadores universitarios vean primero por el bien del estudiantado y no debe de olvidarse con el cambio de administración federal, es habitual que los presupuestos se recorten y se tarden en llegar los recursos a todas las instancias en donde el gobierno envía subsidios.