En el municipio serreño de Nácori Chico se retomaron muchas de las actividades normales desde el pasado lunes 18 de mayo, por ser considerado “Municipio de la Esperanza”, es decir sin registro de ningún caso de contagio por Covid-19.

Su presidente municipal, Jorge Luis Portillo Arvizu, informó que el ayuntamiento a su cargo, retomó las actividades, así como algunos comercios como: tiendas, talleres mecánicos y otros, ya que al ser una población pequeña, con dos mil habitantes a lo sumo, y sin empresas grandes maquiladoras, el riesgo ha sido considerado menor para todos.

Pese a esto, destacó que se mantendrán algunas previsiones, como el seguir invitando a la gente a resguardarse en casa el mayor tiempo posible, no visitar parientes entre otras.

Es de recordar que el ayuntamiento de Nácori Chico, colindante con Huachinera y cerca del estado de Chihuahua, fue de los primeros en Sonora en establecer una especie de toque de queda a sus pobladores, de las 21:00 horas hasta las 7:00 de la mañana, supervisado por elementos de la guardia nacional, además de establecer filtros a la entrada de la comunidad a fin de concientizar e invitar a los visitantes a regresar a sus comunidades de origen, lo cual aparentemente registró buenos resultados con casos negativos por contagio.

Estas medidas aplicaron, de igual manera, en comisarías del municipio, como Mesa de Tres Ríos, El Sauz, Tecoriname, Buenavista y la ranchería La Cueva.

Esta región de Sonora depende principalmente de actividad ganadera, la cual no se detuvo por haber sido considerada esencial, pero si cerraron expendios de cerveza, el palacio municipal y sus oficinas, y otros comercios pequeños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.