20 febrero, 2024
Radio Sonora
Opinión de Alejandro Zepeda Uncategorized

Reseña: Fe, esperanza y carnicería

El nuevo libro de Nick Cave, Fe, esperanza y carnicería, publicado al español por Sexto Piso y traducido por Eduardo Rabassa, nos lleva al mundo interior de uno de los mayores exponentes actuales del rock en inglés.

El libro es una serie de conversaciones en forma de entrevista no estructurada entre Sean O’Hagan, escritor y periodista para The Guardian y Nick Cave. De los primeros temas que encontramos dentro de la entrevista, es la reciente devoción espiritual adquirida por el cantante. Si bien siempre ha estado condicionado por temáticas bíblicas en su música, visto en sus primeros álbumes, en canciones como Loverman e Into my arms y su niñez como cantante en el coro de una iglesia, él mismo no se ha identificado explícitamente como cristiano.

La religión se volvió una parte importante dentro de su proceso creativo, entendida desde su lucha en contra de la adicción a la heroína y la muerte de su hijo menor, Arthur. Esta muerte, abarca una parte central del libro, ya que supone un parteaguas en su visión sobre la vida y el impacto que tiene en su arte.

Arthur Cave, víctima de un accidente al caerse de un precipicio a los 15 años de edad, funciona como el tercer escritor del libro; un fantasma que, por medio de su padre, dicta mensajes de arrepentimiento y perdón. Dentro de las conversaciones, al preguntarle sobre arrepentimientos en la muerte de su hijo, surge  que el autor está gravemente arrepentido de múltiples acciones en su vida, no solo de ello.

La visión que nos ofrece, es que, la idea de no arrepentirse conlleva egolatría y no reconocimiento de que hemos hecho mal. La falta de arrepentimiento, por lo tanto, es un indicador de carencia de humildad y de vicios en la no aceptación de que, como personas, somos capaces de hacer daños irreparables a los demás, por lo que propone, que el arrepentimiento es la única vía de creación de conciencia del bien y el mal.

Esto, posteriormente, lleva a la idea del perdón, porque imaginemos una vida donde reconocemos que hemos hecho mal, pero no a perdonarnos (Una vida tormentosa, diría yo). Al narrar la muerte de su hijo, nos demuestra un acercamiento a la muerte, como un proceso de humildad y de reconocimiento de fragilidad de la vida humana. Este reconocimiento, nos enseña que, cada persona tiene una historia de sufrimiento, de arrepentimientos y de suplicios, que lo único que nos queda, es aceptar y entender la condición de que todos nuestros comportamientos están regidos por el duelo, brindando un espacio para ser más comprensivos y empáticos con los demás ante sus acciones.

Por otro lado, asocia el concepto de la humildad con los procesos y batallas culturales que estamos viviendo actualmente. La cultura de la cancelación, tiene para el cantante, una severidad moral similar a uno de los aspectos más fundamentalistas que posee la religión. Si bien comprende que detrás de este impulso, se pretende lograr una reforma social, critica que la puesta en escena de la cultura de la cancelación es vengativa, no reformativa. Concluyendo, que esto nunca tiene un final positivo y que el vacío actual que dejó la religión ahora lo ocupa la moralidad secular, la cual no tiene un camino de redención definido. Una suerte de confusión de no contar con lineamientos morales claros que nos hagan llevar una vida virtuosa.

Cuando hablamos del género musical del rock, lo primero que pensamos es en guitarras rotas, cantantes arrodillados gritando hacia el público, una vida de excesos y un insondable precipicio; pensamos en Jim Morrison, Chet Baker y Hendrix. En este caso, es diferente. La entrevista nos muestra a un Nick Cave con una sensibilidad por la vida y las vidas, con una identidad poco frecuente para un personaje como el suyo y de una fragilidad con extremada conciencia. La expectativa sobre las biografías, entrevistas o perfiles de un músico, es que se hable sobre el proceso de destrucción creativa y de la frenética vida que se da en los espacios artísticos. A pesar de la aceptación de Nick Cave de haber vivido este proceso, decide no hablar de ello dentro de este libro. Decide intimar sobre la influencia que tuvo el dolor y la pérdida de su hijo como motor de vida para encontrar una nueva felicidad, de lo frágil de la vida humana y lo poco que nos cuesta poder ser empáticos los unos con los otros y de cómo también lastimamos, pero que el perdón siempre está a la mano de uno mismo.

Nick Cave nos da una oportunidad para cambiar, una oportunidad para equivocarnos y redimirnos; nos brinda un atisbo de esperanza para este vacío existente y nos enseña también que, bajo este caos, solamente existe algo en lo que podemos seguir confiando y utilizando como guía para nuestros días más oscuros: la música.

Noticias relacionadas

Entrega titular de Sedesson obras de red de alcantarillado en Chaparral y Realengo

Radio Sonora

Se suma Instituto de Becas y Crédito Educativo al Buen Fin

Radio Sonora

Condena la mesa por la seguridad y la paz Sonora ataque contra elemento AMIC

Radio Sonora

Mejora Icatson calidad de vida de familias:Gobernadora

Radio Sonora

Reconocen empresarios buenos resultados del Gobierno del Estado en aplicación de recursos públicos

Radio Sonora

No hay nada formal sobre supuestos casos de privación ilegal de la libertad de niños y jóvenes: Campa Lastra

Radio Sonora

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"41 años, Radio Sonora, cada vez más viva, cada vez más pública"