Ofrece Secretaría de Hacienda Estatal 100% de descuento en recargos y multas por derechos vehiculares

Con la finalidad de que los contribuyentes sonorenses concluyan este año 2019 sin adeudos vehiculares, la Dirección de Recaudación del Gobierno del Estado, anunció su promoción de descuentos del 100 por ciento en recargos y multas por derecho vehicular, que se realizará del 15 de noviembre al 31 de diciembre.

Alejandro García Rosas, titular de Recaudación de la Secretaría de Hacienda estatal, destacó que para este objetivo, un buen fin no es suficiente, por ello se amplía hasta finales del año, por instrucción de la gobernadora Claudia Pavlovich.

“A partir del 15 de noviembre y hasta el 31 de diciembre, otorguemos 100 por ciento de descuento, el objetivo es que gran parte de nuestro padrón vehicular esté actualizado en sus datos, pero también este al corriente en sus obligaciones fiscales, al día de hoy contamos con cerca del 75 por ciento del padrón que ha cumplido con la obligación durante este año”, dijo.

El padrón vehicular de Sonora es de 850 mil vehículos confirmó García Rosas, quien agregó que esta promoción pretende que el resto de quien adeuda, se ponga al corriente.

Existen, dijo, diferentes métodos de pagos, como la aplicación móvil recaudacionsonora, disponible en cualquier tipo de teléfono inteligente, la página web haciendasonora.gob.mx, donde se pueden pagar estos servicios de la revalidación vehicular.

Así mismo, con solo proporcionar el número de placas se puede acudir a cualquier tienda de conveniencia Oxxo que existen en la entidad, aparte de que las agencias fiscales mantendrán su horario habitual, de lunes a viernes de 8 de la mañana a 3 de la tarde, con excepción del Centro de Usos Múltiples en Hermosillo y Ciudad Obregón, donde el horario de servicio concluye a las 6 de la tarde.

Se incluye en la promoción, la agencia fiscal móvil que recorre diferentes comunidades, donde no se tiene acceso a una agencia fiscal, en la que se podrá recibir este descuento en sus recargos, al igual que en tesorerías municipales, en donde tampoco existen instalaciones propias de la Dirección de Recaudación.